Buscar
  • Vanesa Mourelle

CAMBIO DE ARMARIO EFICIENTE

Tchan tchaaannn… me complace presentar el momento “Cambio de Armario”… si, si, si… ya no podemos dilatarlo más, ya sea don verano o don invierno quien esté del otro lado de la puerta tendremos que dejarlo pasar y estar preparados para recibirlo.


¿Quieres saber cómo realizar un cambio de armario de manera eficiente? ¿Te gustaría que de aquí en más el cambio de armario sea una tarea sencilla? Este post encontrarás las claves para conseguirlo.



No te engañes, sacar la ropa de la nueva estación a cuenta gotas e incorporarla al armario según la necesites y sin despejar lo de la temporada que se va, no es hacer cambio de armario, es la estrategia menos eficiente que se pueda seguir. Tampoco es una buena idea salir de compras y sucumbir a las nuevas colecciones sin saber lo que tienes.


El cambio de armario requiere concentración y sobre todo requiere preparación, es una oportunidad para revisar y renovar aquellas prendas con las que ya no te identificas, que te ocupan lugar y te hacen “ruido” a la hora de decidir qué ponerte, que acumulas por olvido, por si acaso o porque “te da pena”.


¿Sabías que tan sólo utilizamos un 20% de lo que tenemos en nuestros armarios? ¿Y que lo que no está a la vista, no se usa? ¡Así es!... ¿entonces?


Entonces en este post encontrarás unos cuantos tips para hacer un cambio de armario eficiente... ¡allá vamos!!!


1 UNA CITA EN LA AGENDA


Elige un día en que puedas dedicarle unas cuantas horas al cambio de armario y agéndalo, así no correrás riesgo de olvidarlo o de que otra actividad interceda en tus planes.


Puede que no suene muy tentador, pero te aseguro que madrugar y hacerlo luego de un buen desayuno es una excelente opción... al decir luego del desayuno, me refiero a inmediatamente después y no detrás de esas cuantas cositas disfrazadas de excusas que mágicamente solemos encontrar para hacer.

2 ACTITUD POSITIVA


Lo dijo Winston Churchill: “La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia”.


Enfoca tus pensamientos en los beneficios que te traerá la tarea que estás a punto de comenzar, esfuérzate por poner tu mirada en los aspectos positivos y no atiendas a los argumentos dramáticos y negativos que tu mente intentará exponer.


Antes de comenzar crea un ambiente agradable, despejado, ordenado, de ser posible con luz natural, ventilado, música que te inspire...


Viste ropa cómoda y no descuides tu aspecto personal. Sentirse bien con uno mismo es el gran generador de energía positiva.


Ahora… tres respiraciones profundas, una sonrisa y... ¡manos a la obra!!!

3 VACIADO


Saca todo fuera del armario…todo es tooodooo, déjalo completamente vacío. El contenido total del armario (y de cualquier otro mueble que contenga la ropa de estación) debería estar encima de la cama, así podrás ver de un vistazo la cantidad de cosas que tienes y hacerte una idea de lo que ocupan.


No entres en pánico, esa montaña sobre tu cama con aspecto de monstruo y la altura del Everest tiene los minutos contados.


4 LIMPIEZA CONSCIENTE


Aprovecha que el armario está vacío para hacer una limpieza profunda, seguramente la harás en un momento ya que no habrá nada que te moleste. Mientras lo limpias toma consciencia de sus dimensiones y las diferentes opciones de guardado que te ofrece, estantes, cajones, zona de colgado…


5 DECISIÓN SELECTIVA (y selección decisiva)


Momento crucial… ¿de todo lo que está sobre la cama, qué se queda y qué se va?… es tiempo de revisar prenda por prenda, objeto por objeto y decidir qué hacer. Ten presente que las cosas que no aportan algo a nuestras vidas nos roban espacio físico y mental por más que quepan en nuestro armario… ¿conoces a La Venus de los Trapos? le he dedicado un post que estoy segura de que te ayudará en este momento decisivo. La idea es que te quedes sólo con lo que realmente necesitas, te gusta, te queda bien, te hace feliz… lo demás ¡fuera!


Lo guardo por si acaso, por las dudas, para cuando se vuelva a poner de moda, adelgace, engorde… porque me lo regalaron, aunque nunca me gustó; me da pena tirarlo, me costó mucho dinero… porque no es mío, se lo olvidó hace cinco años una amiga… porque a pesar de estar roto es de buena calidad… EXCUSAS para justificar el apego que lleva a la acumulación. ¡Fuera!


Elige con qué quedarte y aparta lo demás ya sea para regalar, donar, tirar, devolver....


Muy bien… ¡casi lo tienes!!!


6 GUARDAR CON SENTIDO PRÁCTICO


¿Recuerdas la canción?...a guardar a guardar cada cosa en su lugar…¡llegó el momento!


El momento de doblar y acomodar las prendas que no usaremos en los próximos meses. Toma la precaución de guardarlas en óptimo estado… lava, cose, arregla…, de este modo las cosas se conservarán perfectamente, estarán impecables para cuando llegue el momento de volver a usarlas y lo mejor de todo: ¡te facilitará el próximo cambio de armario!


Independientemente de los contenedores que utilices, crea grupos de guardado, por ejemplo: prendas para deporte, para trabajar… o pantalones, camisas, faldas… aquí la regla es: lo que te resulte más práctico.


Registra lo que hay en el interior de cada contenedor ya sea con etiquetas, listas, haciendo fotos y creando un registro electrónico…


¡Qué sencillo te resultará el próximo cambio de temporada!!!


8 DESPRENDERSE CON URGENCIA


No olvides deshacerte lo antes posible de las cosas que has separado para devolver, donar, regalar, vender, tirar… IMPORTANTE: ponte una fecha límite (muy cercana) para desprenderte de ellas y asume el compromiso de cumplirla. No escondas las cosas que deben salir de tu vida, cuanto más a la vista las tengas, mayor será tu necesidad de eliminarlas. Prohibido volver a guardarlas.


9 BIENVENIDA


Y por fin puedes darle la bienvenida a las prendas y accesorios de la nueva estación, eso sí, antes de acomodarlos pásalos por el filtro de “LA DECISIÓN SELECTIVA”, es decir, vuelve al punto 5… siii, sólo quédate con lo que realmente necesitas, te gusta, te queda bien, te hace feliz… todo lo demás ¡fuera!


Ahora a guardar y cuando lo tengas todo acomodado tómale una foto a ese bonito armario luciendo la colección de la nueva temporada... lo prometo, te sentirás fenomenal al ver el trabajo concluido y esa imagen será una fuerte motivación para mantener el orden y para encarar con entusiasmo el próximo cambio.


Y recuerda que puedes confiar el cambio de armario a HACIENDO ORDEN, estaré encantada de hacerte la vida más sencilla.


Gracias por estar aquí!